Los 7 domingos a San José

La devoción de los siete domingos de San José es una práctica antiquísima en la Iglesia que consiste en rezar durante los siete domingos previos a la fiesta de San José, meditando sobre los principales dolores y gozos que experimentó el padre de Jesús en el misterio de la salvación.

El Sumo Pontífice Gregorio XVI, el 22 de enero de 1836, otorgó a todos los fieles que recen devotamente las oraciones de los Gozos y Dolores durante siete domingos consecutivos las siguientes indulgencias: 300 días de indulgencia en cada uno de los seis primeros domingos y una indulgencia plenaria en el séptimo, con la condición de confesarse y comulgar.

Posteriormente, el Papa Beato Pío IX, el 1 de febrero de 1847, concedió una indulgencia plenaria para cada uno de los siete domingos de San José, siempre y cuando se observen las condiciones de confesión, comunión y visita a cualquier templo, y se ruegue por las necesidades del Sumo Pontífice y de la Santa Iglesia.

No hay un período específico para practicar la devoción de los siete domingos, pero es importante que sean seguidos sin interrupción. En cada domingo, se deben rezar los siete Dolores y Gozos de San José. Para aquellos que no saben leer, se recomienda recitar siete veces el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria.

Además, se aconseja a los fieles que en cada domingo mediten sobre una de las siguientes reflexiones que acompañan a la devoción. Las indulgencias obtenidas también pueden ser aplicadas a las almas del purgatorio.

Esta devoción ofrece una oportunidad única para profundizar en el papel de San José en la historia de la salvación y para crecer en amor y devoción hacia él como intercesor poderoso y modelo de virtud para todos los fieles.

DESCARGA AQUÍ LAS ORACIONES

Categorías: Publicaciones

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(((SEÑAL 24 HORAS)))